¿ LA REALIDAD DE NUESTROS VERDADEROS VALORES SOCIALES?

(Este escrito está fundado en la ponencia presentada en Cenditel en el marco de las I Jornadas Comunitarias para la Sensibilización en Conocimiento Libre. Cenditel, Octubre 2008.)

Alejandro Ochoa Arias Alejandro Ochoa Arias

Vídeo de la Ponencia de Miguel Angel Nuñez

Muy buenos días. Primero que nada reciban un saludo nacionalista, revolucionario y bolivariano, como debe ser.

Estamos en una sociedad de cambios, los cambios son difíciles de aceptar, es difícil entender también la resistencia que hay a los cambios, y yo traigo hoy unas reflexiones que no son de un nivel tan denso como el que nos brindó José Aguilar hoy. Me parece que hizo una excelente exposición, y como él decía, es un prisma, es una propuesta, es una visión, para poder entender todo este cuento del conocimiento y de las tecnologías liberadoras.

La ponencia que me corresponde compartir con ustedes la confeccioné partiendo de una propuesta que me llegó a mí sobre lo que podrían ser, o deberían ser, las dinámicas de trabajo en las mesas, que creo que comenzarán mañana o esta tarde.

Yo hice un ejercicio para tratar de entender los niveles de flexibilidad que estas preguntas nos proponen llevar a la ponencia. Hice un ejercicio para ver cómo esta trama de complejidad, que fue una trama de complejidad elaborada por los compañeros de CENDITEL, entendiendo y valorando el proceso que se vive en el Municipio Rangel (Estado Mérida) sobre la base de la creación de una red social emergente de Mucuchíes, que se reúne todos los días 17 de cada mes (a la que están ustedes invitados en cualquier momento), para entender, valorar cuáles son esas manifestaciones emergentes que se vienen dando en organizaciones de base, organizaciones comunitarias de productores, que como decía un productor, son organizaciones que se portan bien, frente a organizaciones que se portan mal, que no asisten y que no le dan respuesta a los procesos comunitarios. A mí me costó tratar de responder estas preguntas a la luz de esta complejidad de relaciones interinstitucionales. Yo creo que es un ejemplo interesante de valorar, para ver cómo podemos emerger con algunas reflexiones, con algunas preguntas a raíz de esto que está bien concreto y yo creo que los amigos de agroecología de CENDITEL deben abordar.

Voy a tratar de hacer unas reflexiones generales y voy a tratar de hacer esas reflexiones a la luz de los acontecimientos que están ocurriendo a nivel mundial.

Vivimos la quiebra, el colapso del sistema financiero internacional, y eso debemos tenerlo, mantenerlo, sostenerlo y plantearlo en cada foro a como de lugar. No sabemos si vamos ahora a un proceso de transición, es posible, hay una tendencia, hay re-acomodo a la razón del sistema financiero, y esta quiebra nos presenta una serie de reflexiones, que van desde lo individual, familiar, colectivo y societario, ahí donde estemos todos. Y ¿Por qué donde estemos todos? Porque todos tenemos que ver con el sistema financiero de cada quien. Y ya vamos a hablar de algunas razones del optimismo y del ser positivo en relación a lo que es el sistema financiero como tal.

Fíjense bien, esta mañana leía en internet, para que ustedes vean la dimensión de la quiebra del sistema financiero, que en la Universidad de California, en Santa Bárbara, están discutiendo, están debatiendo la posibilidad de crear un movimiento de los “sin techos" en los Estados Unidos. El movimiento se llama new commings. Para que ustedes vean el nivel de la crisis, y ya vamos a explicar cuáles fueron las razones estructurales de ello. De manera que hay muchas familias que se están organizando, tomando estacionamientos, tomando espacios de camping, y la gran primera reflexión que podemos nosotros hacer acá es que esta crisis toca, desde su punto de vista medular, el carácter ideológico y político de lo que está sucediendo.

Ahora, hablamos de ideologías, pero ¿Qué son las ideologías?. Hay cualquier número de definiciones de ideología; con el permiso de la audiencia, el viejito Carlos Marx planteaba que la ideología es el reflejo de las conciencias de los hombres. Es la teoría del reflejo introducida en la interacción, en la interrelación que nosotros asumimos día a día y las condiciones en las que se daban esas relaciones, en función, principalmente, de las relaciones de los medios y modos de producción. Otros autores hablan y dicen que las ideologías están determinadas por hábitos tradiciones, concepciones, que se trasladan de cultura en cultura, de generación en generación. Y otras culturas también plantean que las ideologías están determinadas por la divulgación y la inculcación de ideas, de valores a través de todos los medios, a través de las relaciones de familia, a través de los medios de comunicación, a través del hogar, a través de la radio, a través de la televisión y a través de las influencias, las aspiraciones y las demandas que nacen de esas aspiraciones. Entonces, pensemos un poquito, qué ha habido o qué hay detrás de la quiebra del sistema financiero mundial, sobre las base de las creencias, sobre la base de las influencias, las aspiraciones humanas que van en función del cumplimiento de las necesidades elementales de cada quien.

Lo que nos ha sometido, y lo que nos han inculcado ha sido la avaricia o la taimada razón de la especulación. Entonces, necesitamos crear un hombre, un prototipo de hombre que tenga prestigio, un hombre que sea altamente educado, que esté montado o no en el software libre, que tenga riqueza, que mueva billete, que sepa acumular bienes, que conozca de tecnología, que conozca del vocabulario de toda esta cantidad de nuevos paradigmas que convergen hoy día. Es decir, necesitamos un prototipo de hombre que le saque el mejor provecho a todas las relaciones sociales, económicas, culturales, ideológicas y política que él pueda asumir y que pueda tener. Pero qué otro hábito mental e ideológico hay detrás de ese prototipo que queremos crear y que de hecho hemos creado y con el cual estamos conviviendo, qué hay detrás de ese super personaje, que es el super personaje que ha llevado a la quiebra a millones de hogares norteamericanos. Vamos a entrar en esta contradicción, que es una contradicción de fondo, porque el problema no es la razón o la no razón de Dios, y así le vamos a tener una respuesta a la señora Luz, a la que felicito por su coraje, por su disposición, y eso es parte, precisamente de lo que está habilitando este proceso de cambio en Venezuela, que la gente está participando, la gente está hablando, la gente está discutiendo, la gente esta debatiendo y está valientemente perdiendo el miedo.

¿Qué hay detrás de este prototipo, qué hay detrás de este hombre “cool", como dicen los chicos hoy en día? Bueno, hay un ilusorio optimismo del pensamiento positivo convencional. Vamos a escudriñar, vamos a profundizar un poquito allí. Se ha creado un dogma con el optimismo positivo, centenares de referencias bibliográficas, de libros de optimismo, de autoayuda, de autogestión de autoestima que tocan el capitalismo cognoscitivo, porque los ideólogos del capitalismo congnoscitivo también se pasan por este hábito mental que ha sido en gran parte una de las médulas centrales de la razones ideológicas capitalistas. Entonces, centenares de nuevas iglesias salen con la propuesta de ese optimismo, de ese ser positivo, “tenemos que ser positivos, tenemos que ser optimistas", que reafirman constantemente que “con la ayuda de Dios, que con la buena voluntad de Dios", y no estoy aquí inventando nada porque estoy diciendo palabras de un presidente que quedó en la historia como uno de los más desprestigiados del mundo, como lo es el señor George W. Bush, palabras de George Bush: “con la ayuda de Dios, con la ayuda de Él, uno se descubre; la ayuda de Dios nos ayuda a que emerja el espíritu y esté en el espíritu del mercado. Siempre que tengamos actitud optimista y positiva el mercado va a darnos respuesta, vamos a descubrir, y por eso, nosotros no podemos tenerle miedo al fracaso". El mercado es la esencia de la Teologia del Prestigio.. Eso lo ha dicho George Bush cualquier número de veces: “con la ayuda de Dios, que nos hace entender esas racionalidades del mercado, nosotros vamos a enfrentar al eje del mal". Valores de la sociedad capitalista, esta que entra en su crisis terminal. La usura, la especulación, la trampa, la corrupción y otros tantos males que actualmente administramos.

Muy contrario a lo que observamos en los movimientos alternativos emergentes sociales que vienen planteando esa globalizada consigna como lo es “Otro mundo posible". Valores éticos y sociales que pujan por hacerse sentir, tales como: de conocer y respetar la alteridad entre las múltiple culturas; la corresponsabilidad social y la caridad solidaria; el respeto por la vida y sus recursos naturales en especial la tierra y el agua. Estos y otros tantos valores emergen entre nuevos gobiernos latinoamericanos por cuanto coge mucha fuerza la propuesta de la participación. Los gobiernos progresistas que vienen insurgiendo a lo largo y ancho de toda nuestra patria grande, están entendiendo que de la participación popular surgen propuestas de base emergen precisamente de los movimientos sociales. Mas adelante verán algunos ejemplos que vivimos en Venezuela. Yo soy de los que cree en los movimientos sociales, porque considero que en los movimientos sociales está el germen de la nueva gobernabilidad del mundo. De allí si se sabe enfrentar la ideología financista-especulativa. Es esa la ideología que le ofrecemos a nuestras comunidades?, que se la imponemos? que se enseñan y expanden en nuestra Universidades y se permean hacia las sociedades como la nuestra con el gran aliado de internet. En el caso de la quiebra inmobiliaria gringa reciente se daban corporaciones que le exigían a sus empleados asistiesen a talleres, seminarios para explicarles la bondades de los créditos de las cuotas “supreme" eran créditos en donde hipotecaban sus casas solamente pagando los intereses. Los intereses comenzaron a subir, no pudieron pagar los intereses y tuvieron que abandonar las casas, perderlas. Eso trajo precisamente, todo un desbarajuste en los bancos, por la cantidad de exigencia de los bancos y de las casas financiera donde tuvieron que reducir sus índices de inversión. Esta realidad yo la traigo a colación porque el punto no es el problema del hombre nuevo, ni pretender crear un prototipo del hombre nuevo; yo soy de los que creen que el hombre nuevo se va a ir creando, se va a ir formando en el devenir, en las razones de las corresponsabilidades sociales que va ejerciendo con los sentidos y justos compromisos con las comunidades, con el colectivo, de ahí es que va a emerger el hombre nuevo. No hay recetas, el comandante heroico no tenía recetas del hombre nuevo. Y siempre finalizamos nuestras intervenciones diciendo que “el hombre nuevo a salvar, va a liberar la tecnología, nos va a guiar al conocimiento libre", en fin... No hermanos, nosotros tenemos que enfrentar la realidad, entender la realidad del prototipo del hombre nuevo que existe. Enfrentar esta tendencia que hay ahora del “super" optimismo positivo que busca seguir avanzando, pensar en positivo, puro en positivo sin entender el contexto y lo que debemos enfrentar que todavía lo siguen utilizando instituciones financiera quebradas y que lo están discutiendo en universidades norteamericanas, esta gran contradicción que hay y que enfrentamos ahora acá. “La especulación financiera". Porqué una gran reflexión sería: cómo nosotros vamos a sensibilizar a las comunidades, con este prototipo que nos venden; nos imponen, nos han creado de hombre “cool", de hombre “chévere", de hombre “super", y cómo le vamos a negar a las comunidades que exijan eso; fíjense la gran contradicción que nosotros tenemos. Algunos de ustedes me están diciendo que sí, entonces me están entendiendo, está llegando lo que yo les quiero decir, porque eso es parte de la angustia que compartimos ¿el cómo se da esa fuerza que gravita hacia la ideología del mercado; del billete; del $ y del ganar más por ganar a cualquier precio que se aproxime.

A mi me comentaba el rector de la Universidad Simón Rodríguez el otro día, que por qué no escribíamos algo sobre la transformación del hombre. Y yo le decía que eso no se puede hacer, sería muy inmodesto por parte de uno ponerse a escribir sobre eso; ¿quién tiene la verdad?... ¿quién la tiene?. Algunos dicen que Dios tiene la verdad. Yo digo que Dios participa en nuestro proceso, que Él está de tú a tú con nosotros, viviendo y valorando nuestros dolores, angustia, alegrías, penas. Dios participa con nosotros, cuerpo a cuerpo en todo nuestros conflictos y virtudes.

Entonces, con esta propuesta de llegar a las comunidades, qué les podemos ofrecer nosotros desde esta perspectiva? cuando las comunidades están ansiosas de cumplir con miles de deseos y ya saben muy que la solución esta en el billete!. hacia y en la prosperidad, la felicidad abundante que se consigue implorando tu si puedes si tu quieres, todas esta ideas, mensajes que nos atosigan y embriagan nos las siguen manteniendo e imponiendo.

Hay un acontecimiento mundial que tiene que ver con esto del optimismo, lo positivo, la autorrealización del ser a como de lugar. Recientemente salió, y aún está en el mercado, una propuesta muy popularizada que es el video y el libro “El Secreto", que precisamente viene a ocupar masivamente este vacío ideológico, de sensibilidad, de perceptividad de lo que está pasando en los fenómenos sociales. “El Secreto" le ayuda a usted, según los teóricos, a visualizar, a practicar algo con fuerza, algo con calor, algo ardiente, algo con concentración, y por eso las cosas se van a lograr si se es positivo-optimista-realizado. Hay más de quinientos millones de personas que han tenido acceso al libro “El Secreto", buscando en esta realidad salir de la crisis de su crisis individual, pareja, familiar o de no estar en la crisis, verla o percibirla de manera simple que va a mejorar. Este libro promueve la practica de la visualización, promueve la sanación en algunas enfermedades del super consumo, promueve el capturar la bioquímica entre las parejas, sus miradas y la transmisión de mensajes de texto desde los celulares. El secreto promueve solucionar muchos de los problemas actuales; promueve el poder de ser millonario ¡Y es uno de los instrumentos que se está discutiendo en las comunidades! Hay consejos comunales que han debatido “El Secreto", hay consejos comunales que lo han discutido tanto para bien, como para mal. Yo les pregunto, si hay alguien aquí que conozca “El Secreto", si ese libro de verdad puede ser una vía para sensibilizar a las comunidades. Alguna gente dice que sí, otra gente dice que no; pero la gran reflexión es qué propuesta práctica de avance, de progreso relativo, de colectivización, de corresponsabilidad nosotros le vamos a proponer a las comunidades. Imagínense la tarea que se tiene de hacer propuestas de sensibilización. Como le decíamos al Rector Mariñas de la Simón Rodríguez, es casi imposible crear una receta; uno puede dar algunas ideas, algunas propuestas, algunas pistas de lo que se pudiese hacer en la comunidad para sensibilizarlas.

En ese sentido, yo creo que no podemos ser mezquinos con nuestro proceso revolucionario que estamos viviendo, independientemente de todas las rabias y miedos que se le tienen al gobierno actual, algo que se está haciendo en Venezuela es que se está promoviendo la sensibilidad de las comunidades. Independientemente de todos los errores y de todas las fallas, de todas las cosas en las que seamos lo más crítico posible, hay un esfuerzo por responsabilizar a las personas y responsabilizar a las comunidades. Y no seamos mezquinos, no seamos egoístas con nosotros mismos, valoremos qué es lo bueno que hay allí. Yo creo que por allí comienza la primera propuesta de sensibilización de la comunidad, darle participación y responsabilidad a las comunidades, porque a través de la corresponsabilidad (atención, estoy hablando de corresponsabilidad social, que es distinto a lo que es compromiso y a lo que es obligación, son tres cosas distintas que se valoran en distintos momentos) a través de la corresponsabilidad participativa voy adquiriendo seguridad, voy adquiriendo confianza, estima. Es algo que se prendió en Venezuela, como se prendieron en los consejos comunales la planificación participativa, la contraloría social, los presupuestos participativos, propuestas que han venido de los movimientos emergentes sociales. Afirmo esto no lo han tenido las sociedades revolucionarias y no lo tenían las sociedades comunistas. En Cuba con todo el respeto que se merece nunca tuvo una planificación participativa, ni tampoco una contraloría social, ni mucho menos bancos comunales. Eso son espacios de sencibilización. Ahora, y eso tenemos que reconocerlo en la mejor lid, fíjense cómo este proceso venezolano, de una u otra manera ha tenido espacios de influencia en otras sociedades para el proceso de emancipación de los pueblos, porque la realidad latinoamericana es sumamente compleja. Fíjense cómo están prendidos los países latinoamericanos a la razón de las constituciones, cómo viene a valorarse, a entenderse con todas las fallas, con todos los problemas que podamos tener, con todas las metástasis que podamos mantener de la cleptocracia de la Cuarta República, aquí en nuestra Venezuela hay algo andado. Entonces no seamos mezquinos, no neguemos esa realidad. No permitamos que lo medios de comunicación nos sigan manipulando con el ritmo “la rabia, el miedo, el miedo la rabia", eso no puede ser, tenemos que tener criterio, tenemos que tener razón de ser, y tenemos que ser suficientemente objetivos como para poder tener estos conocimientos y habilidades para defender nuestro proceso.

Cómo podemos tocar los intereses sensibles de las comunidades, sobre qué base? ¿Pero cómo podemos sensibilizar para poder tocar esos intereses, o cuáles son los intereses sensibles en las comunidades?. ¿Están las comunidades interesadas en conocimiento libre, en el software libre? Pregunto a título de reflexión. ¿Hay espacio ideológico para permear esas realidades? Sí lo hay. Ahora, cuando estamos hablando de corresponsabilidad, de compromisos, de obligaciones, las instituciones tanto públicas como privadas, como de gobierno, debemos tener claros los principios que rigen esas acciones hacia la sensibilidad.

Yo asumo mis responsabilidades con el régimen, yo he criticado al régimen, ahí están mis escritos, y no me siento perseguido, no me siento atropellado; los de la Cuarta República, los de la Tercera República me dan golpes y yo sigo para adelante porque mis valores están por encima de los valores de ello, así de simple. Toda institución debe tener muy claros los principios y valores de relación e interacción con las comunidades y compartirlos con ellas de tú a tú, cuerpo a cuerpo. Nosotros tenemos dos instrumentos a los que no les hemos dado mucho uso, uno es el preámbulo de la constitución, léanse el preámbulo de nuestra constitución, lo que ahí dice, el proyecto societario para los venezolanos; el otro instrumento, los principios de la Carta de la Tierra que Venezuela firmó y suscribió, los cuatro grandes valores que tiene la Carta de la Tierra que después se desprenden en una gran cantidad de principios, como respeto y cuidado por la comunidad de la vida, eso está reflejado en nuestra constitución, integralidad ecológica, lamentablemente eso no está reflejado en la constitución bolivariana, aparece muy timidamente planteado y aparecen una cantidad de contradicciones que evidente son y serán parte del proceso revolucionario.

Creo que sería interesante hacer un buen ejercicio, a título de reflexión, sobre cómo nosotros podemos trascender y aplicar estos principios de la Carta de la Tierra en las comunidades, porque todos debemos compartir el cuidado de la tierra, y eso no suena light, eso es una realidad; así como debemos compartir el cuidado de la tierra, debemos compartir los recursos naturales. Cuatro necesidades fundamentales se dan en la comunidad, en cualquier comunidad. Fíjense bien: aire, agua, alimento amor y afecto; esas cuatro necesidades esenciales son requeridas por todos, es por eso que nuestras relaciones se deben dar de una manera eco-interrelacionada, porque no podemos descuidarnos a partir de allí. Agua, aire, alimento, amor y afecto, lo que involucra también clima, energía y organización social, así de simple, eso está expreso en los principios de la Carta de la Tierra. Hay varios documentos de muchos autores que han tomado ideas de los principios de la Carta de la Tierra. Estuve discutiendo en algún momento, con una de mis hijas, ¿que pudiese ser fundamental para traerles a ustedes en relación al proceso de los principios de la Carta de la Tierra? y ¿cómo podíamos llevar algunas ideas a la comunidad que le permitiesen sensibilizarse en relación a esto?. Uno, el cuidado por nuestros recursos naturaleza, nuestra riqueza, por la herencia que hemos recibido y de la evolución del universo, tenemos que elevar nuestra conciencia a ello, tenemos que elevar nuestro nivel de conciencia y entender cuál es el papel que nosotros tenemos en este planeta Tierra. Dos, respeto a la alteridad, a la naturaleza, a las culturas que se desprenden de ellas y a ese conocimiento libre que hay en ellas. Tres, cooperación basada en la buena voluntad porque todos somos eco-interdependientes, entiéndanlo, siéntalo, asúmanlo, pensemos que esa es un realidad que no podemos tapar con un dedo; las tensiones ecológicas cada vez se hacen más interdependientes, y cada vez más nos hacen elevar nuestro nivel de conciencia. Cuatro, el sentido de justicia, el reconocimiento de los deberes, derechos y necesidades de todos ecualizar las diferencias, disminuir las jerarquizaciones; ese proceso que se está viviendo en la red de Mucuchíes, ya tiene resultado, ahí no hay jefe, no hay coordinador, es un red que emerge y que surge del día a día, de los avances y del perfeccionamiento de las soluciones de los problemas. Quinto, solidaridad y compasión, que hablemos ese lenguaje, no tengamos miedo, compasión ilimitada por nuestro planeta Tierra, por los seres que sufren, por los seres que se sacrifican por nosotros, frente a este hombre super privilegiado. Sexto, amor a la verdad, en especial para poder construir una sociedad justa, una sociedad incluyente y progresiva donde entandamos que la fe, como razón de avance es la capacidad que nosotros tenemos de estar convencidos de que las cosas van a mejorar, que las cosas van a ir mucho más allá de todos estas trabas y todas estas crisis que nosotros tenemos, y que allí, de tú a tú, cuerpo a cuerpo, Dios participa con nosotros en ese proceso de trascendencia que está llevando a los pueblos latinoamericanos a su proceso de liberación de la manera en que lo estamos viendo hoy en día.

Muchas gracias hermanos.

Página Principal de las I Jornadas Comunitarias para la Sensibilización en Conocimiento Libre

ijornadas-publicacion/Miguel (last edited 2009-05-13 21:40:03 by josejcontreras)